Quiénes somos:

El Registro de Niñas y Niños con Discapacidad y Desnutrición como factor de riesgo es un proyecto formulado por Kaja Consultores, emprendimiento social que trabaja de la mano con la organización Gente Pequeña de Guatemala, en la promoción de los derechos de las personas con discapacidad.


Nuestra Meta:

Generar una base de datos para conocer quiénes son y dónde están los niños con desnutrición y discapacidad de 0 a 5 años, para que reciban la atención necesaria, a través de la Certificación de Discapacidad, ya que la mayoría de los programas y políticas estatales carecen de protocolos para el seguimiento a los casos de desnutrición crónica, además de no abordar la relación que existe entre algunos tipos de discapacidad que son consecuencia de una mala nutrición.
La certificación debe ser vista más allá del enfoque médico, puesto que hay otras condiciones o elementos colaterales de vida que pueden llegar a ser discapacitantes, por ello se debe tener en cuenta el contexto económico, social y cultural de las personas.
La certificación de la discapacidad debe ser una ley, como lo establece la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

En dónde lo hicimos?

El plan piloto se ejecutó en tres comunidades ubicadas dentro del Corredor Seco, ubicadas en el municipio La Unión, Zacapa:

  • La Unión: Barrios El Centro, Barrio Nuevo, La Democracia, Vista Hermosa Tait y El Triunfo
  • Tasharté: Centro y Campo
  • Rablarón: toda la comunidad

HALLAZGOS

Un alto porcentaje de la población de La Unión está obligada a tener una dieta que se reduce a frijol y maíz. La presencia de otros alimentos depende de los recursos económicos que se obtengan de la cosecha de café, eso significa que solo tendrán dinero para alimentos durante 3 meses del año.

El contexto se agrava al sumar le el pobre acceso a agua potable y el uso casi exclusivo de leña para cocinar. Como consecuencia de esto 15% de los niños registrados reportan diarreas en los últimos 3 meses y 25% padecieron enfermedades respiratorias en el mismo lapso.

También un 5% de las niñas y niños reportan otras enfermedades como asma, fiebres, problemas en la piel y otras que se pueden asociar al riesgo de adquirir una discapacidad cuando estos son totalmente prevenibles si la intervención del Estado es justa.

El desarrollo integral de las comunidades depende de un tratamiento efectivo de las causas y consecuencias de la desnutrición y la discapacidad. El Estado debe asumir su papel en la protección de la vida de toda la población.

CONTACTO